Distribuyendo material sanitario desde 1992

Últimas novedades

¿Qué es una EMO o extracción de material de osteosíntesis?

Contacto

C/Algepser 24 - 4 Paterna (Valencia)

direccion@dilesa.es

+34 963 355 770

Pacientes

¿Qué es una circuncisión?

Nuevas técnicas quirúrgicas: las grapadoras de circuncisión

La circuncisión es una de las técnicas quirúrgicas más realizadas a nivel mundial. Es necesaria en varones que tienen alguna dificultad para deslizar la piel que rodea el glande.

La intervención consiste en extirpar la piel que cubre el glande (o prepucio) de forma interna y externa, sin dañar el mismo ni la uretra. Este procedimiento suele darse en bebés recién nacidos y es una intervención que generalmente solo dura unos minutos.

Si bien es cierto, en adultos es un proceso algo más laborioso y existen varios métodos quirúrgicos, que repercuten en la fase de curación y el resultado final.

¿Por qué es necesario realizar una intervención?

En varones adultos es recomendable realizar la intervención si se presentan:

  • Molestias en las relaciones sexuales: cuando el pene está erecto, la fimosis provoca problemas durante la penetración, sin embargo, cuando el pene se encuentra en reposo la fimosis no suele afectar la retracción del glande.
  • Balanitis: la fimosis produce un estrechamiento del prepucio que dificulta la higiene pudiendo provocar una infección. Esta afección provoca el enrojecimiento del prepucio y el glande, acompañado de dolor y agrietamiento, dando como resultado un estrechamiento del anillo fimótico.
  • Parafimosis: en este caso la banda elástica queda detrás del glande y lo estrangula. Si esto ocurre se debe de intervenir de manera urgente.
  • Desarrollo de un tumor: la balanitis crónica descuidada puede producir cáncer de pene.
  • Por razones estéticas.

¿Cómo se realiza las circuncisiones con la técnica convencional?

Nuevas técnicas quirúrgicas: las grapadoras de circuncisión
Circuncisión por incisión dorsal

El primer paso es la insensibilización del pene con anestesia local, que se inyecta en la base del pene, en el cuerpo de este o aplicado como crema.

Hay multitud de formas de realizar la intervención, pero la más común es la circuncisión por incisión dorsal. Esta consiste en jalar el prepucio desde la cabeza del pene, sujetándolo con un dispositivo, de plástico o metal, que es similar a un anillo.

Otra de las técnicas convencionales es la técnica cubierta, que consiste en realizar cortes alrededor de la base del prepucio y en el interior de éste formando un mango (tubo), el cual se jala sobre el glande.

Ambas técnicas permiten al glande y a la uretra ser expuestos. Los bordes de los cortes son cosidos o se sellan con una sustancia adhesiva (similar a pegamento).

Con la circuncisión en adultos masculinos las condiciones que afectan al pene y el riesgo de infecciones o enfermedades se disminuyen. Sin embargo, este tipo de intervenciones son cada vez menos utilizadas dado que hay más riesgo de producir infecciones y los resultados estéticos son irregulares, además de ser un procedimiento largo y tedioso.

Nuevas técnicas quirúrgicas: las grapadoras de circuncisión

Actualmente se han desarrollado nuevas técnicas quirúrgicas que mejoran y agilizan este tipo de intervenciones. En concreto, la técnica quirúrgica que utiliza un dispositivo de sutura continua desechable para la circuncisión (grapadoras de circuncisión) son cada vez más utilizadas.

Este es un dispositivo quirúrgico manual y estéril, que está precargado con grapas de piel no bioabsorbibles. Está diseñado para cortar el prepucio y aplicar una fila circular de grapas proximal a la línea de corte.

Las grapadoras de circuncisión tienen un riesgo de complicación muy bajo y el tiempo de realización no supera los 5 minutos de cirugía

Entre otras ventajas, esta técnica evita las suturas, no necesita inyecciones, el tiempo de realización es muy corto (alrededor de 5 minutos), reduce el sangrado, preserva el frenillo y, sobre todo, tiene un riesgo de complicación muy bajo y una tasa de satisfacción muy amplia.

La parte de la grapadora consiste en una cúpula destinada a ser insertada debajo del prepucio sobre el pene del glande, y un mecanismo de grapadora de corte circular con una palanca manual destinada a conectarse sobre el exterior del prepucio.

Nuevas técnicas quirúrgicas: las grapadoras de circuncisión
Demostración de uso de la grapadora
Nuevas técnicas quirúrgicas: las grapadoras de circuncisión
Resultado de la circuncisión con grapadora

¿Pueden aparecer riesgos o complicaciones al realizar una circuncisión?

La circuncisión es un procedimiento frecuente bastante seguro. Sin embargo, existen una serie de efectos secundarios y complicaciones que el paciente ha de saber antes de someterse a dicha cirugía.

Los efectos secundarios comunes incluyen dolor, inflamación y moretones en la piel que rodea el pene, lo cual puede tardar varias semanas en desaparecer.

Por otro lado, las posibles complicaciones de cualquier operación, que incluyen una reacción inesperada a la anestesia, sangrado excesivo o infección.

En el caso de las cirugías de circuncisión, las complicaciones específicas pueden incluir: extracción incompleta o excesiva del prepucio, cicatrización anormal del tejido (que podría solucionarse con una segunda cirugía) o daño al pene o a la uretra; complicaciones que disminuyen con el uso de las nuevas técnicas quirúrgicas, como las grapadoras de circuncisión.

Comentarios (1)

  1. Circuncisión sin puntos con grapadora precargada | Blog | Dilesa
    29 de junio de 2021

    […] Una circuncisión consiste en extirpar el frenillo que une el prepucio a la punta del pene, cosiendo el tejido por debajo del glande. […]

Los comentarios están ocultos.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! 👋
¿En que podemos ayudarte?